Seleccionar página

Llevas todo el día sin parar, el trabajo, la casa, los niños, el gimnasio y cuando por fin te vas a ir a dormir y vas a descansar… ¡¡zasca!! aparece el señor insomnio y decide que, aunque te hayas pasado el día muerto de sueño ahora no vas a dormir por lo menos en un buen rato.

¿Os es familiar esta situación?

A mí es algo que me pasa bastante más a menudo de lo que me gustaría, y la verdad es que no es agradable… es más llega a ser desesperante.

Por eso mismo, hoy quiero contarte cinco formas con las que conseguir conciliar mejor tu sueño que espero que te ayuden a pasar menos noches en vela.

  • Planifica

Para que a la que te acuestas no le estés dando vueltas a la cabeza con las cosas que tienes que hacer al día siguiente, intenta organizarte siempre el día siguiente antes de cenar o si por tiempo te es imposible hacerlo, hazlo justo después para quedarte tranquilo y quitarte un peso de la cabeza.

De esta forma, dormirás mejor sabiendo que estás preparado para levantarte y empezar el día sabiendo lo que tienes que hacer en cada momento.

  • No usar dispositivos digitales

A todos o casi todos nos gusta estar por la noche con nuestro móvil o tablet jugando, leyendo o incluso con las redes sociales. Pero utilizar teléfonos, tablets u ordenadores antes de irnos a dormir ya que debido a la luz que desprenden reducen nuestros niveles de melatonina que es una sustancia que segregamos por la noche para ayudar a nuestros cuerpos a regular los ciclos de sueño.

Al afectar de esta forma el ciclo del sueño, se aumenta el riesgo de padecer diabetes y obesidad, debido a que las neurotóxicas que generamos durante el día son muy difíciles de desechar.

  • Si te vas a bañar hazlo al menos una hora antes

Siempre se ha dicho que tomar un baño caliente antes de acostarse relaja, y así es, pero debemos dejar al menos una hora entre una cosa y la otra. Ya que un baño caliente hace que la temperatura de tu cuerpo suba y baje después, esta bajada de temperatura corporal es la que te noquea y hace que caigas en un profundo sueño.

  • No discutas o estimules tu cerebro

Las principales causas por las que no nos entra sueño se producen por el estrés y la sobreestimulación. Trabajar, estudiar o incluso discutir antes de irte a dormir estimula el cerebro, así que intenta no hacer ninguna de estas antes de dormir.

  • No tomes demasiado líquido

Dos horas antes de acostarte intenta tomar el menor líquido posible ya que de lo normal, te dará ganas de ir al servicio en mitad de la noche y esto cortará el sueño. Aunque un vaso de agua o una taza de leche no te hará nada malo.

¿Qué te han parecido? ¿conoces alguna otra forma que ayude a dormir mejor?

Si te ha gustado el artículo ayúdame a llegar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales.

Share This

Suscríbete

Al suscribirte recibirás tu password para aceder al área VIP con contenidos exclusivos!

Comprueba tu correo electrónico, también la carpeta SPAM!