Seleccionar página

Muchas personas tenemos el deseo de encontrar nuestro talento, nuestra vocación, nuestro trabajo ideal. Eso que nos de fuerza y alegría para levantarnos cada día y que nos pasaríamos horas haciendo sin mirar el reloj.

Ya sabéis que yo soy muy de perseguir los sueños y hacerlos realidad, pero para ello primero necesitas saber cuáles son. Parece algo que debería de ser muy sencillo de, pero no es así.

Para empezar, hay muchos mitos sobre el tema, los cuales voy a destruirte ahora mismo para que te sea más fácil.

1º LA PASIÓN O EL SUEÑO ES UNO Y ES PARA TODA LA VIDA.

Cuando hablamos de vocación o sueños nos pensamos que solo puede ser uno y que tiene que ser para toda la vida. Pero ¿Por qué? ¿Quién dice que no podemos tener múltiples pasiones o sueños en diferentes momentos de nuestra vida? ¿O por qué no compatibilizar dos o tres a la vez?

Puedes ser un excelente carpintero y a la vez un aficionado al motor y a la cocina. No tienes por qué definirte en un solo talento, quizás eres una persona multiapasionada como yo.

No dejemos que la sociedad nos ponga límites y menos con nuestros sueños. Antes tradicionalmente quien empezaba en un trabajo se quedaba haciendo eso toda la vida, y si, es una opción, pero también no lo es. A mí particularmente me parece aburrido estar haciendo lo mismo todos y cada uno de los días de tu vida. Que cambies de trabajo no significa que no hayas encontrado tu vocación, simplemente esta puede cambiar según cambien tu situación. No tienes por qué pensar lo mismo a los 20, que a los 30 o los 40. La vida cambia y las personas también.

2º UNA PASIÓN TIENE QUE SER ALGO GRANDIOSO E IMPRESIONANTE

Aquí tenemos otro enorme error. Mucha gente piensa que una vocación o un sueño tiene que ser algo grandioso que brille por si solas para ser consideradas como tales. Por ello, hay personas que tienen dones que no creen que sean una vocación porque no les hacen famosos o reciben halagos por ello.

A mí me impresiona por igual la actriz de Hollywood con 40 películas que la repostera que hace cada tarta con tal pasión como si fuera la primera, o el artista reconocido mundialmente como el que hace escultura y la vende en mercadillos artesanales.

La pasión esta en como lo haces, no en que haces. Cualquier cosa o actividad hecha con cariño y entusiasmo brilla con su propia luz.

Cualquier actividad profesional o no tiene un impacto en el mundo, así que descubre algo que se te dé bien y trabaja en ello con energía, inteligencia y bondad.

3º LA VOCACIÓN HAY QUE ENCONTRARLAS PRONTO Y DESARROLLARLA ANTES DE LOS 30

Esta es una gilipollez enorme y que nos causa muchísima ansiedad.

Einstein o Bukowki son el mejor ejemplo, el primero no era precisamente un chaval cuando publicó la teoría de la relatividad y el segundo compagino su vida de escritor con la de cartero y escribió sus mejore poemas al final de su vida.

Así que… ¿Por qué tú tienes que saber cuál es tu misión personal o profesional a los 20, 30 o 40? A los 40 aún nos quedan 25 años de trabajo por delante, así que tienes tiempo de sobre para ser un gran maestro dentro de tu campo.

No voy a negar que encontrar la vocación en la juventud puede ser una ventaja, pero si no sabemos que elegir lo último que podemos hacer es desesperarnos y paralizarnos.

4º LA VOCACIÓN LLEGA POR INSPIRACIÓN DIVIDA

En mi opinión este es uno de los errores más grandes que existen en la búsqueda de la vocación.

Pensamos que primero viene la idea de lo que nos gusta o para que estamos hechos, para luego poder desarrollarlo. Pero pensemos más fríamente, ¿no será más lógico y probable que al ir probando cosas nuevas en nuestra vida demos con esa que nos llena y se nos da genial para después desarrollarla?

No vas a encontrar la pasión de tu vida analizando opciones, pros y contras, haciendo test, listas o cosas así. Vas a encontrarlo probando cosas nuevas, arriesgándote y con compromiso.

Es decir, la mejor forma de saber si has nacido para ser cocinero es apuntándote a un curso de cocina, o ¿cómo saber que tu trabajo está en esa multinacional? Busca un empleo de ese tipo, aunque sea en otro sitio de ese tipo, aunque sea como beca para saber si cumple tus expectativas.

De normal lo que imaginamos de una forma de vida o profesión no tiene nada que ver a la realidad, por lo cual es mejor pasar a la acción y probar a ver si realmente te gusta y has nacido para ello.

5º VINCULAR LA VOCACIÓN O PASIÓN SOLO AL TERRENO PROFESIONAL

Esto es un error ya que una vocación puede ser cualquier cosa. Puede ser la decisión de escribir en tus ratos libres, o pintar, o ser voluntario en un hospital infantil.

No tienes por qué ganar dinero con ello, aunque si puedes dedicarte profesionalmente a tu pasión y vivir de ello ¡HAZLO!

—————————————————————————————–

En conclusión, la pasión o la vocación no es única, ni para toda la vida, ni brilla por si sola y tampoco aparece un buen día por inspiración divina. Puede ser grande o pequeña en apariencia, puede ser para toda la vida o que cambie adaptándose a ti y al momento de tu vida, y se descubre cuando vivimos con alegría, y nos movemos y disfrutamos aprendiendo de las experiencias.

Así que te dejo una semana para que elimines todos estos mitos de tu cabeza, porque la semana que viene te voy a contar una forma con la que puedes empezar a encontrar tu vocación o porque no tus vocaciones si eres multiapasionad@ como yo.

¿Crees que hay algún mito más que no haya nombrado? ¿Cuál? ¿Qué es lo que te frena a encontrar tu vocación? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Si te ha gustado ayúdame a llegar a más gente compartiéndolo en redes sociales ¡Gracias!

Share This

Suscríbete

Al suscribirte recibirás tu password para aceder al área VIP con contenidos exclusivos!

Comprueba tu correo electrónico, también la carpeta SPAM!